La historia de las energías renovables en México: un camino hacia la sostenibilidad

La historia de las energías renovables en México: un camino hacia la sostenibilidad

Cuándo se empezó a usar energía renovable en México

El uso de energías renovables en México se remonta a varios siglos atrás. Desde la época prehispánica, los pueblos indígenas ya utilizaban fuentes de energía renovable como el sol, el viento y el agua para satisfacer sus necesidades energéticas. Sin embargo, fue en el siglo XX cuando el país comenzó a desarrollar proyectos más grandes y modernos de energía renovable.

El inicio de la energía hidroeléctrica

En 1902, se inauguró la primera planta hidroeléctrica en México, conocida como la Hidroeléctrica de Necaxa. Esta planta, ubicada en el estado de Puebla, aprovechaba el caudal del río Necaxa para generar electricidad. En los años siguientes, se construyeron más plantas hidroeléctricas en diferentes regiones del país, lo que impulsó el desarrollo de la industria eléctrica en México.

La llegada de la energía eólica

La energía eólica comenzó a utilizarse en México en la década de 1990. Uno de los primeros parques eólicos del país fue el Parque Eólico de la Rumorosa, ubicado en Baja California. Este parque, inaugurado en 1994, cuenta con varios aerogeneradores que aprovechan los vientos constantes de la región para generar electricidad. Desde entonces, el uso de la energía eólica ha ido en aumento en México, especialmente en regiones con condiciones favorables para su aprovechamiento, como Oaxaca y Tamaulipas.

El impulso a la energía solar

La energía solar también ha tenido un crecimiento significativo en México en las últimas décadas. En 2007, se inauguró el Parque Solar La Orejana en el estado de Guanajuato, el primer parque solar a gran escala del país. Desde entonces, se han construido varios parques solares en diferentes estados de México, aprovechando el abundante recurso solar con el que cuenta el país. Además, la instalación de paneles solares en viviendas y comercios también ha aumentado, impulsada por incentivos y programas de apoyo del gobierno.

Cómo se encuentra México en la utilización de energías renovables

México ha avanzado significativamente en el uso de energías renovables en los últimos años. Según datos de la Secretaría de Energía, en 2020, el 26.1% de la electricidad generada en el país provino de fuentes renovables. Este porcentaje incluye la energía hidroeléctrica, eólica, solar, geotérmica y de biomasa.

El potencial de la energía hidroeléctrica

México cuenta con un gran potencial para la generación de energía hidroeléctrica, gracias a su extensa red de ríos y presas. Actualmente, las plantas hidroeléctricas representan la mayor parte de la capacidad instalada de energía renovable en el país. Sin embargo, aún existe un gran margen de crecimiento y se están explorando nuevas oportunidades para el desarrollo de proyectos hidroeléctricos.

El boom de la energía eólica y solar

En los últimos años, la energía eólica y solar han experimentado un crecimiento significativo en México. El país se ha convertido en uno de los líderes en América Latina en la instalación de parques eólicos y solares. Por ejemplo, el Parque Eólico Reynosa, ubicado en Tamaulipas, es uno de los más grandes de América Latina, con una capacidad instalada de 424 MW. En cuanto a la energía solar, el Parque Solar Villanueva, en Coahuila, es uno de los más grandes de América y cuenta con una capacidad instalada de 828 MW.

El papel de la geotermia y la biomasa

Además de la energía hidroeléctrica, eólica y solar, México también ha comenzado a aprovechar otros recursos renovables, como la geotermia y la biomasa. La energía geotérmica se obtiene del calor interno de la Tierra y México cuenta con un gran potencial geotérmico, especialmente en el estado de Baja California. Por otro lado, la biomasa se refiere al uso de materia orgánica, como residuos agrícolas y forestales, para generar energía. En México, se han desarrollado proyectos de generación de energía a partir de bagazo de caña de azúcar y residuos de maíz, entre otros.

Cómo la energía renovable ayuda al desarrollo sostenible

El uso de energías renovables tiene numerosos beneficios para el desarrollo sostenible de México. Estos son algunos de los aspectos en los que la energía renovable ha tenido un impacto positivo:

Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero

Una de las principales ventajas de las energías renovables es que no emiten gases de efecto invernadero durante su funcionamiento. Esto contribuye a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono y otros gases que causan el cambio climático. En un país como México, con altos niveles de contaminación atmosférica en algunas ciudades, el uso de energías renovables es fundamental para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de la población.

Impulso a la economía local

La generación de energía renovable puede ser una fuente importante de empleo y desarrollo económico en las comunidades locales. La construcción y operación de parques eólicos y solares requiere de mano de obra local, lo que impulsa la creación de empleos en la región. Además, el uso de recursos renovables locales, como la energía solar y eólica, reduce la dependencia de combustibles fósiles importados, lo que beneficia la economía del país.

Diversificación de la matriz energética

El uso de energías renovables permite diversificar la matriz energética de México, reduciendo la depend

Subir