La historia geológica de la península ibérica


La historia geológica de la península ibérica

La península ibérica, ese pedazo de tierra que nos ha visto crecer y evolucionar a lo largo de los milenios. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo se formó esta maravilla geológica? Bienvenidos a un viaje fascinante a través del tiempo, donde descubriremos los secretos más profundos de la historia geológica de la península ibérica.

La formación de los primeros relieves


Todo comenzó hace millones de años, en la Era Paleozoica. En aquel entonces, la península ibérica era parte de un gigantesco continente llamado Gondwana, junto a lo que hoy es Sudamérica, África, India y Australia. Durante este período, la colisión de placas tectónicas dio lugar a la formación de las primeras montañas. Fue en la Era Mesozoica cuando se produjo un evento geológico clave: la apertura del océano Atlántico. Las placas tectónicas se separaron, separando lo que hoy conocemos como España y Portugal.

La huella de la orogenia alpina


Pero la formación de la península ibérica no se detuvo allí. Durante la Era Cenozoica, se produjo uno de los eventos geológicos más importantes de Europa: la orogenia alpina. Este fenómeno fue el resultado de la colisión de las placas tectónicas africana y euroasiática. Como consecuencia, se formaron las majestuosas cordilleras de los Pirineos, que separan a España de Francia, y la cordillera Bética, que se extiende por el sur de España.

La huella de la actividad volcánica


Pero la historia geológica de la península ibérica no estaría completa sin mencionar su actividad volcánica. En las Islas Canarias, por ejemplo, puedes encontrar el archipiélago volcánico más grande de Europa. Estas islas fueron formadas por la actividad volcánica submarina a lo largo de millones de años. Además, en la península ibérica también se pueden observar algunas regiones volcánicas, como La Garrotxa en Cataluña.

¿No es fascinante? La península ibérica es un verdadero tesoro geológico que nos muestra la evolución del planeta a lo largo de los siglos. ¡Es increíble pensar en la cantidad de eventos y procesos que han dado forma a nuestro querido hogar! Estos relieves y formaciones geológicas son más que meros paisajes, son testigos mudos de la historia de la Tierra.

Subir